Cómo estrenar la maternidad en pandemia

Miedo, dudas e incertidumbre son tres palabras que definen la situación en la que nos encontramos hoy, más si estamos embarazadas o con un recién nacido en casa. Desde marzo somos muchas las que nos hemos sentido solas y nos hemos tenido que reinventar y tirar de imaginación para seguir adelante, por nosotras y, sobre todo, por la vida que tenemos entre manos.

Un embarazo siempre es un proceso lleno de preguntas, pero ahora la pandemia lo ha hecho aún más complejo. Un posparto siempre es un momento delicado en la vida de cualquier mujer, pero un posparto con una crisis sanitaria galopante y unas restricciones sociales nunca vividas hasta ahora puede llegar a ser devastador.

"Espero que en un tiempo podamos mirar hacia este momento y decirles a estos bebés: Madre mía, ¡en qué momento fuimos a nacer! Y podamos hasta reírnos de ello".

Marta Fernández López es psicóloga sanitaria experta en infancia y familia. Sobre cómo abordar estas situaciones -tan de siempre y, a la vez, tan nuevas- con calma y optimismo nos habla en esta reveladora entrevista.

¿De qué manera crees que ha complicado la pandemia un momento tan único como es el nacimiento de un hijo?

De muchas formas.

La mayor parte de las personas en España deciden recibir cuidados tanto prenatales como postnatales en hospitales y centros de salud, de hecho esta es la única opción que es gratuita en nuestro país. Y ha habido y sigue habiendo mucha incertidumbre sobre estos centros, cómo van a estar, qué protocolos van a seguir, si vamos a poder acudir o no a ellos y bajo qué circunstancias. Esto genera muchísima preocupación en muchas familias que necesitan sentirse apoyadas y acompañadas y desean la mayor certidumbre posible sobre estos aspectos.

La maternidad, la paternidad, el nacimiento y el parto son procesos que siempre han albergado incertidumbre. ¿Cuántos planes de parto han quedado frustrados por cosas que ni siquiera nos habíamos planteado? Y con una situación como la actual, es aún menos controlable y menos manejable.

¿Qué consejos le darías a una mujer que está a punto de dar a luz en estas circunstancias?

Le diría que trate de centrarse en sí misma, su bebé y su pareja si la tiene o en quien vaya a acompañarla en esta transición.  Que se pueda concentrar en aquellas cosas que sí puede controlar y que sí están en su mano.

Aunque este mundo en el que vivimos se tambalea, el mundo al que vienen sus hijos/as son ellas. Nada más. Cuidarse a ellas y poner conciencia y presencia en este embarazo, en este parto, será sin duda de ayuda en el proceso.

También les diría que no tengan miedo de pedir ayuda. Esta situación nos ha hecho sentirnos muy solas a todas las personas. Los apoyos informales (familia, amigos) se han tenido que apartar de nosotros en muchos casos y los formales (hospitales, órganos de gobierno) nos generan mucha incertidumbre. Está bien apoyarse en otros en momentos como este.

"Dejaremos de esperar, volveremos a hacer planes, tener ilusión. Unos antes, otros después.

¿Crees que notaremos una bajada de la natalidad por el miedo y la incertidumbre que nos envuelve ahora?

Creo que sí, de hecho he visto alguna encuesta que ya lo pronosticaba. De todas formas, confío en que esta situación tal y como la vivimos ahora no durará mucho tiempo. De hecho, la situación actual ya dista mucho de la de marzo. Cambiarán las circunstancias o cambiaremos nosotros. Y dejaremos de esperar, volveremos a hacer planes, tener ilusión. Unos antes, unos después.

¿Qué les dirías a las mujeres que, a pesar todo, deciden y buscan un embarazo en estos momentos?

Les diría que su momento no lo decide una pandemia o un virus. Su momento es suyo y de la persona con quien comparten este camino.

Creo que todos somos conscientes de nuestra situación y tomamos las decisiones lo mejor que sabemos. Traer un niño o una niña al mundo, cuando es fruto del deseo de cuidar y querer, siempre es legítimo.

pregnancy pregnant motherboard parenthoof

¿Y a las que están pasando un posparto con tantas restricciones? Algunas no pueden recibir visitas de familiares que se encuentran fuera de su ciudad, por ejemplo.

He recibido todo tipo de inputs sobre este tema, personas que han echado tremendamente de menos el apoyo y la presencia de sus seres queridos y personas que han podido disfrutar de la intimidad con sus parejas e hijos.

Este momento tiene una parte importante de aceptación. Sabemos lo que tenemos ahora y cómo estamos con esto que nos hemos encontrado, pero no sabemos cómo hubiera sido de otra manera.

Este camino de la maternidad y de la paternidad es muchas veces un camino de lo inesperado. Esta es otra parte que debemos andar.

A las personas que se sientan solas en su posparto las animo a llamar, conectarse por videollamada, salir a tomar el sol y recordar que esto pasará. Y claro, si esto no es suficiente, buscar ayuda profesional.

¿Has notado un aumento en tu consulta desde que se inició la pandemia?

No, de hecho he notado un descenso. Incluso durante los peores meses de la pandemia. Creo que esto tiene que ver con que hemos pospuesto muchas cosas de nuestra vida, incluso nuestra salud, en todo lo que va más allá del virus. Hemos dejado de atender a lo importante para centrarnos únicamente en lo que parece urgente, pero la salud no debe esperar.

Es importante que podáis compartir vuestra experiencia con personas que tuvieron vivencias similares"

Pospartos que duelen

Un posparto siempre es un momento delicado en la vida de cualquier mujer, pero un posparto confinada, como lo que nos tocó a las mamis de marzo, abril y mayo, es demoledor. ¿Qué podría ayudarnos a asumir todo lo que vivimos y a sanar?

Creo que es importante que podáis compartir vuestra experiencia con personas que tuvieron vivencias similares. En ese sentido creo que este proyecto de "Nacer en tiempos de coronavirus" es sanador. Hay cosas que han ocurrido y ya no podemos cambiar, pero lo que sí podemos cambiar es cómo lo que ocurrió entonces nos afecta ahora. Y también podemos cambiar las explicaciones que nos damos de por qué ocurrió lo que ocurrió, cómo lo vivimos y a dónde nos ha llevado.

Además, les animo a compartir con otros seres queridos, aunque no hayan vivido la experiencia, porque muchas veces, aunque la situación sea diferente, las emociones pueden ser similares.

Y si la herida nos dificulta disfrutar del ahora debemos buscar ayuda profesional.

De pospartos que duelen hablas en tu próximo libro. ¿Por qué crees que es importante darle visibilidad?

Tener un posparto que duele es normal. Pero creer que es fruto de que hay un problema contigo, de que no estás siendo una buena madre o que es tu culpa no debería ser lo normal. Y es lo que creen muchísimas mujeres porque no existen redes de acompañamiento y porque la formación e información sobre este tema es muy escasa.

Yo siempre bromeo con que haya clases de preparación al parto y luego nos manden a casa como si ya todo hubiera terminado ahí, cuando realmente acaba de empezar.

 ¿Crees que toda esta situación tendrá consecuencias a medio y largo plazo para los bebés que han nacido en 2020? ¿Y para nosotras?

Espero que en un tiempo podamos mirar hacia este momento y decirles a estos bebés: Madre mía, ¡en qué momento fuimos a nacer! Y podamos hasta reírnos de lo ocurrido.

Y si esto es así no creo que haya consecuencias poblacionales a nivel de salud mental.

Personales, individuales, por supuesto que las puede haber y ahí es dónde debemos asumir la responsabilidad de cuidarnos.


Sobre Marta

Marta Fernández López. Psicóloga Sanitaria experta en infancia y familia.

Desde que comencé a especializarme en mi formación y posteriormente a trabajar como terapeuta he podido acercarme a la realidad de multitud de niños, niñas y sus familias.

He observado como poco a poco iban dejando atrás sus problemas y pudiendo volver a disfrutar de sus vidas y de sus vínculos. De cada una de estas experiencias me llevo aprendizajes y herramientas que compartir y ganas de seguir conociendo.

También soy autora del libro de microcuentos infantiles "Cuento sin terminar", una propuesta literaria con el objetivo de acompañar familias en la primera infancia.

Más información en mi web Cría Psicología o en Instagram.