Madre de día: una mirada respetuosa hacia la infancia

Periodista y educadora infantil, Arancha Cuéllar cuenta que ha encontrado su lugar en el mundo gracias a una "maravillosa profesión": madre de día. La historia de su proyecto, La Casita del Pez Austral, se remonta a las Navidades de 2016. "Entonces yo estaba cerca de cumplir los 40, tenía un trabajo absorbente con el que estaba quemadísima y cero posibilidad de conciliar con mi familia". El importante viaje de reinvención profesional que vivió ella misma le sirvió, además, para querer ayudar ahora a las que vienen detrás.

¿Qué es una madre de día?

Es una profesional del ámbito educativo que ejerce su trabajo con un máximo de 4 niños y niñas en su propio hogar adaptado a la primera infancia.

¿Para qué edades está pensado este servicio?

Es un servicio pensado para el tramo de edad 0-6, cuando la escolarización aún no es obligatoria en España. Sin embargo, la mayoría de madres de día trabajamos en el periodo 0-3.

¿A cuántos niños a la vez puede atender una madre de día? ¿Todos de edades similares?

En la Comunidad de Madrid, donde esta actividad cuenta con regulación desde el año 2015, el máximo de niños y niñas permitido es 4. Los niños pueden ser de edades variadas mientras no superen los 6 años. Podría darse el caso de una madre de día que tiene peques en distintos tramos de edad. Al final, podría equipararse a una familia con cuatro hijos.

¿Cuáles serían sus ventajas respecto a una escuela infantil convencional?

La principal ventaja es la atención individualizada que nos permite la ratio tan bajita. Podemos adaptarnos a los ritmos de cada niño. Si un peque tiene necesidad de dormir a una hora en la que otro tiene necesidad de jugar, se deja a cada cual que siga su ritmo.

Hay otras muchas más ventajas. Por ejemplo, podemos salir al exterior cada día, independientemente de si llueve. En la escuela infantil, si llueve, generalmente se quedan en el aula y ese día no salen.

También en una iniciativa de madre de día es más difícil que se contagien unos a otros, pues las medidas de higiene son más fáciles de aplicar y con poquitos niños se controla mejor la expansión de los virus.

Otra de las ventajas es que se les ofrece un hogar, es decir, un espacio cálido y seguro donde ellos se sienten casi como en su propia casa. Esto les permite vivir a un ritmo más pausado y tranquilo. Sin tener la obligación de estar sometidos a actividades rígidas, a fichas o a asambleas innecesarias que lo más probable es que ni les apetezcan en ese momento. En el hogar de una madre de día, el juego surge de forma libre, espontánea y por propia elección. Los materiales que usamos son cuidadosamente elegidos y están a su alcance para que ellos libremente los escojan.

¿Dirías que tiene ventajas también con relación a dejar a los niños al cuidado de un familiar?

A diferencia de un abuelo o cualquier otro familiar, la madre de día es una profesional que integra al niño en su proyecto educativo. Quizás es la mayor y la única ventaja que podría reseñar. Y digo la única porque, después de su madre y su padre, el niño con quien mejor está, sin lugar a dudas, es con un familiar cercano. Al fin y al cabo, en esta etapa lo prioritario es que esté bien cuidado y atendido en todo momento.

¿Todas las madres de día son, a su vez, madres en su casa?

No todas las madres de día son madres. Sin embargo, sí muchas madres deciden ser madre de día precisamente para no tener que depender de terceras personas para el cuidado de sus hijos, ya que les incluyen en sus propios proyectos, ocupando plaza como los demás peques.

¿Qué formación hace falta para poder prestar este servicio?

La titulación de base requerida para ser madre de día es Magisterio, Pedagogía, Psicología Infantil o Técnico Superior en Educación Infantil.

Y, además, es muy recomendable tener formación adicional en pedagogías activas y respetuosas: Montessori, Pikler, Reggio Emilia, Waldorf…

Por otro lado, también para dar un servicio de calidad, es necesario tener un curso específico de madre de día, sobre todo por la cantidad de requisitos y documentos que se nos exigen. Hay formación que imparten de forma presencial las distintas asociaciones de madres de día y otras, como la mía, que es 100 por 100 online. Mi curso, que lo he ofrecido porque he visto una necesidad de poner fáciles las cosas a las futuras madres de día, va precisamente enfocado a facilitar mi experiencia como madre de día, así como todos los documentos necesarios para abrir un proyecto con todo lo que ello conlleva. Una de las grandes ventajas es que cuenta con mi tutorización personal, por lo que la alumna se siente arropada y segura en todo momento.

¿Dirías que es una apuesta que tiene cada vez más demanda? Dicho de otra manera, ¿hacen falta más madres de día?

Sí, a las dos preguntas. Por un lado, hay mucha más demanda por parte de las familias que buscan espacios más pequeños y respetuosos para sus bebés y, por otro, aún hay poca oferta de madres de día. Aunque a raíz de la pandemia ha sido evidente el crecimiento de la demanda, tanto de familias en busca de madre de día, como de educadoras buscando convertirse en madre de día, lo cierto es que todavía nos encontramos lejos de las cotas de popularidad de las que goza esta figura en países como Alemania, Francia, Reino Unido o Bélgica.

Para su última película, “Madres paralelas”, Pedro Almodóvar estuvo personalmente en tu espacio “La Casita de Pez Austral” para asesorarse bien sobre vuestro trabajo. ¿Cómo de importante es que alguien tan reconocido os ponga bajo el foco?

La inclusión de una madre de día en Madres Paralelas ha sido sin duda un revulsivo importantísimo para nuestra profesión, pues, a raíz de eso, las madres de día hemos vuelto a ser foco de entrevistas en medios de comunicación como RTVE, El País, Telemadrid… Pedro Almodóvar es probablemente el director de cine más importante del panorama nacional, además de ser el más internacional. Y el hecho de que personalmente se haya querido documentar de forma tan seria y profesional sobre las madres de día, acudiendo hasta en dos ocasiones a mi nido de La Casita de Pez Austral, ha sido una experiencia super positiva para nuestro colectivo y, por supuestísimo, para mí a nivel personal. Creo que gente que nunca había oído hablar de nosotras, ahora lo ha hecho ya gracias a Almodóvar y sus Madres Paralelas.

Sobre Arancha

Madre de día

Por un lado, soy educadora infantil y he encontrado mi lugar en el mundo en una maravillosa profesión: la de madre de día. Por otro, me gusta comunicar, transmitir y escribir. Soy también periodista y lo llevo en la sangre.

He creado un curso online para todos los bolsillos en el que te llevo de la mano a abrir tu proyecto de madre de día. ¿Cómo? Aportándote toda mi experiencia como madre de día. Y lo he creado a raíz de detectar una mayor demanda de familias buscando una madre de día para su bebé y también porque sé que hay muchas personas del ámbito de la educación que desean formarse en esta profesión y se encuentran con miles de dudas.

Puedes seguirme en Instagram y en Facebook.